Hemorragias y frenectomía

Escrito por

La hemorragia en la frenectomía es una complicación posible.

Ante cualquier intervención con corte de alguna parte del cuerpo lo normal es que se rompan algunos vasos sanguíneos y se produzca una perdida ligera de sangre.

El organismo tiene mecanismos para evitar la hemorragia llamados hemostasia que se inicia con la disminución del calibre de los vasos sanguíneos lesionados y al que podemos ayudar desde fuera impidiendo que se pierda mas sangre mediante la presión de la superficie o capilar sangrante de tal forma que ese mecanismo tenga su efecto.

En las acciones de formación de un coagulo y su posterior reabsorción intervienen muchas sustancias químicas. De los primeros componentes de la sangre que actúan son las plaquetas. Estas se enganchan en te si y luego llegan la fibrina y otros componentes de coagulo.

Para que las plaquetas tengan una acción valida es preciso que tengamos suficiente vitamina K.

En la experiencia en intervenciones de frenectomía en atención primaria 1600 casos hemos tenido un sangrado que nos ha costado tratar en 4 ocasiones. En dos acudimos a servicio de cirugía para realizar sutura que se realizo en una y que la otra había dejado de sangrar. Los otros dos casos uno se intento el nitrato de plata cauterizando la herida y dejando de sangrar y el otro se trataba de una enfermedad congénita no diagnosticada previamente.

La valoración del sangrado anotado por el personal que realiza la intervención en 280 casos ha sido: muy poco o nada 52%, poco en 42%, medio 4% y abundante en menos de 1% de los casos. Estos resultados pueden deberse a la selección de los casos ya que en el estudio previo valoramos la presencia de venas importantes en el frenillo y la intervención se realiza respetando los vasos laterales en la lengua muy voluminosos en ocasiones. En el caso de riesgo de sangrado se remiten a intervenir en el servicio de cirugía.

Es importante para la practica del corte que el bebé este adecuadamente sujeto para evitar movimientos bruscos y así no dañar innecesariamente.

Un riesgo importante que podemos evitar es administrando la vitamina K en el recién nacido.Esta es una acción que se indica en todos los hospitales materno infantiles ya sea de forma oral o inyectada y que previene la hemorragia neonatal.

En lugares donde la intervención se realiza sin control de esta situación, podemos correr el riesgo de hemorragia importante.

El sangrado por lo general es escaso y la percepción de sangrado es similar en los dos sanitarios que realizan habitualmente las intervenciones con formación y trabajos habituales diferentes (pediatra especialista en lactancia  y DUE en Urgencias de Hospital de tercer nivel).

Sangrado frenectomias 2014Tomado de Frenectomías en Consulta Experiencia 808 casos.

Congreso de Lactancia Materna Bilbao 2015

Article Categories:
Artículos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »