Lactancia materna y anquiloglosia

Escrito por

Dicen que parece haber una moda de identificar la anquiloglosia como el causante de los trastornos en la lactancia materna.

No lograr la lactancia materna y anquiloglosia en el bebé están relacionados. Algunos que llevamos trabajando mucho tiempo en este tema quedamos divididos ante si hacer frenectomía o no, cuando identificamos un frenillo lingual corto.

Unos  argumentan que se puede mejorar la lactancia simplemente con una buena posición de agarre, favoreciendo la salida de leche. Por el contrario otros opinamos que si hay frenillo corto hay que cortarlo si ha producido mastitis, trastornos de engorde en el bebé o cualquier otro problema relacionado.

En realidad la anquiloglosia es un factor de los que modifican la posibilidad de amamantar, igual que la posición de agarre, las emociones maternas, los trastornos médicos o un embarazo o parto difíciles, y una gran lista más.

Si eliminamos una gran parte de estos factores y nos queda solo la anquiloglosia, excepcionalmente podríamos lograr una lactancia exitosa. De igual modo, si solo cortamos el frenillo y no modificamos los otros factores, la lactancia puede no funcionar.

Se pueden ver bebés con anquiloglosia y lactancia exitosa:

“Caso de una madre cuyo hijo tenía un frenillo lingual tipo 1 de Coryllos con una valoración de Hazelbaker de 3 que a los 10 meses vino a la consulta para valorar la anquiloglosia con una lactancia materna exitosa hasta ese momento. Ese  primer hijo de madre experta en lactancia con mucha seguridad en si misma y sin factores familiares de presión sobre el tema, con parto eutócico domiciliario y sin ningún otro factor que pudiera influir en el logro de la lactancia no es lo más frecuente. Al niño le costaba comer sólidos pero como tenía todo el pecho  que quería tampoco había influido en su curva de crecimiento. La única cosa que había que destacar en la exploración de la boca fueron unos dientes incisivos inferiores centrales rotados. Se intervino en este momento y aunque mejoró la ingestión de sólidos quizá también se hubiera conseguido con el tiempo.”

Como he dicho antes la excepción hace la norma y posiblemente los datos de presencia de frenillo lingual en el  72 % de bebés de madres sufriendo mastitis puerperal, es un dato a tener en cuenta en una población que acude a Urgencias por dolor en el pecho en el Hospital Universitario Quirón-Dexeus.

En nuestras  estadísticas, el dolor de las madres amamantando disminuye con la mejora del agarre. Cuando se hace la frenectomía el dolor desaparece como ocurre en otros estudios previos.

Como se puede ver en revisiones basadas en la evidencia podemos decir que:

  • Hay evidencia que sugiere que la frenotomía puede estar asociada con mejoras en la lactancia materna, y potencialmente en el dolor del pezón. Sin embargo, los pequeños estudios llevados a cabo revelan una consistencia de las pruebas baja a insuficiente, lo que nos impide llegar a conclusiones firmes en este momento.
  • Falta investigación de intervenciones no quirúrgicas, así como en los resultados que no sean la lactancia materna, especialmente el habla y los dientes. Particularmente hay falta de evidencia en los resultados significativos a largo plazo, como la lactancia materna exclusiva a los 6 meses o al año de edad, el crecimiento, y otros parámetros de salud.
  • El daño es mínimos y raro; el informado con mayor frecuencia es un escaso sangrado autolimitado.
  • Se necesitan investigaciones futuras sobre una variedad de temas, incluyendo la prevalencia e incidencia de la anquiloglosia y los problemas con la enfermedad.
  • Este campo de investigación está cuestionado por la falta de métodos estandarizados para evaluar y estudiar los problemas de los bebés con anquiloglosia.

Mientras estos estudios se realizan, nuestra evidencia clínica encontrada en múltiples frenectomías tras la valoración objetivada nos revela una mejora en la sensación dolorosa de la madre que podría llevar a una duración más prolongada.

Article Categories:
Lactancia y frenillo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »