Relactación tras frenectomía

Escrito por

Portada relactacion OMS (491x640)

 

 

La relactación tras la frenectomía es una situación frecuente.

La anquiloglosia provoca en los bebés una disminución de la eficacia en la succión debido a la dificultad de movilidad de la lengua. Influyen también situaciones acompañantes: retrognatia, poca apretura de la boca, dolor materno que rehuye prenderlo  al pecho y  la induce a acortar las tomas, que por otro lado son interminables y que solucionan tras buscar  ayudas múltiples dando chupetes o biberones de complemento, etc.

La anquiloglosia es responsable en muchas ocasiones del síndrome de posición inadecuada al mamar que se ven incluso con adecuado posicionamiento al pecho y apoyo externo a la lactancia.

Esta menor eficacia puede hacer que el desarrollo del bebé quede estancado y se recurra a leches adaptadas para niños con el consecuente disminución de la producción en las madres que al no vaciar sus pechos producen cada vez menos leche.

Al liberar la lengua se puede ver una mayor apertura de la boca con una mejor inclusión del pecho en la boca como han demostrado Geddes et al mediante ecografías. Con esta mayor profundidad de la succión el bebé es más eficaz con lo que al acabar antes las tomas y hacerlas más productivas la cantidad de leche que toma es mayor pudiendo llegar a reducir por completo los complementos de leche adaptada y proseguir con un adecuado crecimiento.

Es posible que la relactación, técnica poco conocida en muchos ambientes sanitarios y profanos parezca a la madre que deja a su hijo con hambre. Las tomas duran menos, no le duele, parece que no mama o acaba muy rápido, duerme  más,  está muy tranquilo, y si a esto le sumamos el miedo a hacer daño que ha precedido a la intervención y el temor a hacer los ejercicios de recuperación tras la frenectomía que muchas madres tienen hace que el proceso de normalización tras la cirugía dure mucho tiempo.

Como se ha podido comprobar: poner al niño al pecho y extraer la leche hace que se tenga más. Esta es la  forma por la que incluso madres que habían dejado la lactancia por enfermedad o incluso madres adoptivas han podido amamantar a sus hijos.

Cuando se libera la lengua, la mayor posibilidad de extracción de la leche facilita la relactación.

 

Article Categories:
Artículos · Lactancia y frenillo

Comentarios

  • Hola, gracias por transmitir toda esta valiosa información. Hay algún post en dónde nos muestren como realizar los ejercicios post-frenotomia ?

    Blanca Reyes 21 septiembre, 2014 3:12 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »