Síndrome de Raynaud en el Pezón

Escrito por

El síndrome de Raynaud es una patología frecuente en el pezón.

El pezón se vuelve pálido durante un tiempo y luego se produce un enrojecimiento mas marcado que puede llegar a ser azulado por la llegada masiva de sangre. Puede afectar a todo el pezón o solo a la punta. Es doloroso y puede ser muy intenso.

Ocurre en madres predispuestas por una mala circulación sanguínea y en un pezón generalmente presionado y dañado por un mal agarre. En ocasiones se asocia a frenillo lingual causante de mal agarre al pecho

Si has padecido este síndrome explícanos como y cuando mejoro y quizás desapareció.

Article Tags:
· · · · ·
Article Categories:
Lactancia y frenillo · Videos

Comentarios

  • Mejoró con una pezonera, mientras duagnosticaban y operaban el frenillo.
    Aun después de 33 meses en alguna ocasión lo sigo teniendo. No tan asiduamente ni tan exagerado, pero sí, a veces aparece.

    Almudena Garcia 25 agosto, 2014 7:08 pm Responder
    • La mejora de la agresión en el pezón que significa la pezonera puede llevar a sentir menos la isquemia (falta de sangre) . En realidad el sindrome lo provoca una constriccion (cierre) de las arterias que llevan la sangre y posteriormente una llegada masiva de sangre a la zona. Eso duele en un principio por isquemia y luego al llegar sangre masiva. ALgunas mujeres explican este sindorme sin haber amamantado y esta en relaccion con la circulacion sanguinea. Suele aparecer cuando en el super va a la zona de carnes y lacteos con las neveras abiertas.

      Luis Ruiz 26 agosto, 2014 7:51 am Responder
  • Los primeros meses de lactancia fueron muy duros dado que mi niño nació en diciembre se me unió el frío y un posible frenillo sublingual (en la sanidad publica nadie me hizo un diagnostico, que me dieron en un grupo de lactancia) a este sindrome que tampoco me diagnosticaron mas que en el grupo de lactancia y un matron q consulte particularmente.
    Cuando empezó el calor y la boca de mi pequeño se hizo algo mas grande, sobre los 4 meses, la lactancia mejoró.
    Ahora es indolora, pero estoy temiendo el regreso del frío.

    vanessa 8 septiembre, 2014 7:18 am Responder
    • Hola,
      Aunque cada vez se conoce más el Síndrome de Raynaud en el Pezón, aún se hacen diagnósticos de cándidas del pezón sin cultivo u otros más raros con escasa objetividad.
      Este síndrome puede aparecer en personas aún sin amamantar.
      Algunas recuerdan que cuando hace frío o van por el supermercado en la zona de refrigeradores tienen molestia más o menos grandes en el pezón y que por lo general no lo atribuyen a nada en concreto. En esos casos suele ser poco doloroso.
      Cuando se realiza una lactancia en la que el bebé presiona y machaca la zona por un agarre deficiente (como en su caso por un frenillo o por una posición mejorable) la zona lesionada sufre mas este trastorno ya que la circulación sanguínea se aumenta y esto puede provocar que el síndrome se desencadene.
      Si mejora la posición (el niño crece, le hacen la frenectomía, tratan la infección en el pezón,…) el síndrome mejora como ocurrió con usted a los cuatro meses y aunque el frío es un desencadenante podemos remediarlo con abrigo.
      Algunas personas pueden mantenerlo mucho tiempo y en esos casos o si la molestia es muy grande se puede administrar una medicación que dilate los vasos sanguíneos (vasodilatador).

      Luis Ruiz 9 septiembre, 2014 4:41 am Responder
  • Este sindrome puede aparecer aún sin amamantar? Mi ultimo embarazo fue hace un año, pero hasta ahora he notado esto. No siento dolor.

    illiana 10 diciembre, 2014 2:11 am Responder
    • Hola Iliana,
      El Síndrome de Raynaud lo pueden padecer algunas mujeres incluso sin haber estado embarazadas. En ocasiones el dolor es muy subjetivo y la sensación puede ser de hormigueo y como a usted le pasa no doler. Se hay esta palidez con revascularización posterior que puede llegar a aparecer morado ese es el diagnóstico. SI no genera problemas tampoco hay que hacer nada.

      Luis Ruiz 26 diciembre, 2014 9:05 pm Responder
  • Iniciamos la lactancia ocho días despues de nacer el bebé, tras cesárea e ingreso en neonatos. Al agarrar me dolía muchísimo. Lactancia diferida mes y medio y diagnóstico de mastitis subclinica. No podía ni rozarme los pezones con la ropa, y un síndrome de raynaud muy fuerte. Mejoró al curar la mastitis pero el dolor seguía. Diagnóstico de posible frenillo tipo 4 por una matrona amiga, pero en la seguridad social me dijeron que no tenía. Tratamiento para el raynaud cerca de tres meses, mejoró pero no desapareció. La lactancia ha mejorado considerablemente aunque aún me duele el enganche y sigo con raynaud leve después de cada toma. El niño tiene casi nueve meses.

    Isabel 28 enero, 2015 2:10 pm Responder
  • Tengo una pregunta… Puede traer consecuencias alargar la lactancia cuando hay un raynaud? Es decir, cada poco tiempo los tejidos se quedan sin riego, no causa eso problemas a la larga?
    Muchas gracias

    Isabel 28 enero, 2015 2:12 pm Responder
  • Bueno a mi me empezó por un dolor en el pecho derecho un hincón. Luego fue agudizandose pero era doloroso como agujas que querían salir de mi pecho desde dentro hacia afuera por el pezón. Que dolor daba leche y al rato tenia que poner mi pezón en agua eso me calamaba como si me hubiera quemado. Cada vez era mas tiempo el dolor insoportable me daba miedo dar leche. Hasta cuando me fui al mastologo me dio pastillas para el dolor de 1 gramo porque me dolía sudaba del dolor. Y me dijo que de pronto vaya al neurólogo porque tiene que ver algo con los nervios. Sangraba y me dolía fui al neurólogo me dijo porque viene le conté todo me dijo que lo único que podía hacer era dejar de darle de ese pecho. Y así lo hice lo deje. Pero tenia 9 meses y le quería seguir dando. Un día leí un link que decía sobre la reactancia. Y si si sirvió a las e semanas de no darle empecé a darle con un poco de miedo por el dolor el bebe jalo leche pero mi pecho esta flácido y no botanas que 3 gotas adefecieras, era frustrante. Perooooo el dolor no estaba ni las manchas blancas así que le seguidando aunque no tuviera mucho. Y ahora el bebe ya en menos de 2 semanas va a cumplir el año y le sigo dando pecho. Recupere el fluido del pecho derecho. La relactancia si sirve solo hay que tener paciencia y amor. Entendí que no todo lo que el medico te receta o te dice es cierto hay cosas que la naturaleza te ca enseñando solo con la practica. Un poco dolorosa, pero tu bebe de lo agradecerá.

    Rosa Francisca 20 febrero, 2015 5:37 am Responder
  • Hola Isabel,
    Siento que no hayamos diagnosticado ni tratado adecuadamente el Síndrome de Raynaud. EN la base del síndrome está con seguridad una circulación sanguínea no del todo eficaz y algunas mujeres refieren una mayor sensibilidad al frío en porciones periféricas del cuerpo. A esto se le añade un traumatismo continuado sobre la zona comprimiendo el pezón lo que desencadena el síndrome. NO he encontrado nada sobre la posibilidad de problemas a posteriori, pero siendo un proceso vascular que se recupera sospecho que no tiene que provocar problemas a largo plazo.
    He visto que con la mejora de la succión (posición, cortando el frenillo, etc.) el síndrome mejora y hasta desaparece. Intente mejorar la posición y pida a sus sanitarios que la ayuden con la frenectomía y medicación que también se usa para los problemas vasculares como la angina de pecho: el nifedipino.

    Luis Ruiz 11 marzo, 2015 4:43 am Responder
  • Hola Rosa Francisca.
    Ha sido usted muy brava.
    Enhorabuena por su lactancia.

    Luis Ruiz 11 marzo, 2015 4:48 am Responder
  • Muchas gracias, Luis. Ya tomé Adalat, mejoró bastante, por lo que paramos el tratamiento casi tres meses después. El otorrino consideró que no hay frenillo, que el niño me hace daño porque es muy grande y que ya no tendría por qué mamar (tenía 9 meses). Ya usted me dijo que si que hay frenillo. No me planteo operarlo porque según me han dicho habría que hacer rehabilitación de la succión, y quizás se destete después de la intervención. Así que seguiré así hasta el final de la lactancia… Muchísimas gracias por su labor.

    Isabel 11 marzo, 2015 3:26 pm Responder
  • Hola,
    En mi caso el síndrome de Raynaud se inició de manera progresiva a los 2 meses y medio del parto y lactancia. Curiosamente sólo se me afectaba el pezón derecho y eso hizo que consultara a una especialista en lactancia para valorar mi posición al dar lactancia. No se observó alteración pero me recomendó visitar a una pediatra especialista en patología de frenillo.
    El dolor se hacía muy intenso después de la toma derecha, se quedaba completamente isquémico y de forma intermitente volvía a su coloración normal. El calor me aliviaba de forma leve. No trabajaba, no tomaba ningún fármaco ni cafeína ni tabaco ni estimulantes. Tras 1 mes observé que los síntomas eran peor por la noche o durante la mañana, cuando estaba sola.
    Las molestias eran tan intensas que me planteé dejar la lactancia, lloraba de dolor. Pero antes quise consultar con la pediatra especialista: me diagnosticó un frenillo tipo 2, con la posibilidad de realizar frenectomia, pero con pocas garantías, debido a que el bebé ya tenía casi 4 meses y era difícil que cambiara su forma de succionar.
    Pasé unos días con dudas de si realizarle la frenectomia a mi bebé o dejar la lactancia. Ambas soluciones no me angustiaban mucho y me sentía en un callejón sin salida. Decidí irme de vacaciones una semana con mi familia para desconectar y poder tomar una decisión. En mi 3r o 4o día de vacaciones el síndrome de Raynaud desapareció. Así, tal cual. Y cuando volví a mi casa, a mi hogar, con mi bebé y mi marido, me volvió a aparecer. Aquí me di cuenta de que en mi caso, mi estado emocional estaba causando el Raynaud.
    Decidí no hacer la frenectomia, acudí a un osteópata para ayudar con el exceso de catacolaminas y inicié un tratamiento con una psicóloga perinatal.
    Desde entonces, no me ha vuelto a ocurrir, y en este momento, llevo 11 meses de lactancia.

    Marta 6 agosto, 2015 1:47 pm Responder
    • Gracias por compartir su experiencia.
      Enhorabuena por su lactancia.
      Este síndrome es bastante frecuente y desconocido por lo que quizás el diagnostico no se realiza de forma adecuada.
      Como he comentado en algún foro: http://www.gavasalutfamiliar.com/hipogalactia-por-mala-trasferencia-agarre-postura-y-anquiloglosia/, La anquiloglosia es un factor más en las dificultades de la lactancia. Si todos los otros factores se solventan (posición, estrés, moco, otalgia, etc) es posible que la lactancia se pueda realizar sin la intervención del frenillo.
      Le sugiero a usted, igual que a las madres a las que se ha intervenido su bebé para poder amamantar, que si cuando su hijo empiece hablar presenta dificultades o comunica poco, tiene los incisivos inferiores rotados (No planos hacia delante) y hay dificultades con tragar sólidos o babeo, acudan para valorar la indicación de la frenectomía y la valoración de una nueva intervención en su caso.

      Luis Ruiz 24 septiembre, 2015 5:15 am Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »